7 julio, 2016 1271 ERP

Los entornos, cada vez más competitivos y exigentes en los que actúan hoy en día las empresas, les obligan a tener que mejorar los procesos de gestión y a facilitar en todas las áreas, tanto a clientes como a los propios empleados, la integración de los distintos módulos de un buen ERP, con un único objetivo, ofrecer un óptimo servicio final a sus clientes, mejorar los plazos de producción y entregas, minimizar los posibles inventarios de productos y demás procesos que antes acarreaban dificultades, lentitud y finalmente un peor servicio.

Los Sistemas Integrados de Gestión (conocidos como ERP’s) aparecieron en el mercado en los años 90, a la par que la incorporación de los ordenadores como medios de trabajo en las empresas, para proporcionar una evolución de mejora natural, sobre todo, en los temas de gestión de inventarios y planificación de la producción, programas de contabilidad y las aplicaciones de gestión de la facturación.

Por tanto, el objetivo de implantación de un sistema ERP, es el de facilitar el mejor proceso de gestión posible de todos los recursos en cada empresa, integrando la información con los distintos departamentos y las áreas funcionales que intervienen en los procesos de cada empresa.

Si lo que quieres es elegir una opción de ERP frente a otra en la decisión de compra, se deben tener en cuenta, tres factores funcionales que han de ser básicos en los futuros procesos de cada empresa:

  • Que sean sistemas integrales, y lógicamente, puedan cubrir todas las áreas y departamentos de cada empresa.
  • Que sean sistemas modulares, con el fin de poder plantearse la adaptabilidad necesaria.
  • Que sean unos sistemas adaptables, para poder implementar módulos específicos y módulos estándar, con el fin de cubrir cada necesidad en cada momento.

Dentro de este último factor, estaría enclavado el nexo de unión entre un GMAO y su ERP en uso actual.

Un buen GMAO debe unirse, como módulo específico, para las empresas que demanden sistemas de mantenimiento asistido por ordenador, y así poder procesar adecuadamente y a la vez, poder utilizar correctos criterios de trazabilidad en los procesos de mantenimiento tanto propios como externos (seguridad y trazabilidad de todos los datos técnicos).

La demanda actual del mercado, y que están solicitando cada vez más las empresas, es la de integrar un buen programa GMAO, como módulo específico en el propio programa ERP con el que ya cuenta cada empresa.

Podemos destacar las necesidades que cubre un GMAO adaptado como módulo específico a un ERP externo:

  • Fácil identificación de los equipos: integración gráfica y múltiple, funcional y / o geográfica
  • Accesos gráficos: mapas, fotos o supervisión de la actividad realizada en cada equipo
  • Acceso directo a las fichas descriptivas del equipo (historial, nomenclatura, contadores y medidas, documentación…) que quedan almacenadas en la base de datos del ERP de la empresa.
  • Disponibilidad en tiempo real: averías, tiempos de inactividad, tiempos de actuación y tiempos de intervención
  • Acceso remoto, vía IPAD’s, Tablets, Smatphones y demás dispositivos remotos
  • Asignación de consignas de seguridad y recomendaciones
  • Posibilidad de una monitorización real del gasto acometido y si incidencia en los gastos de empresa
  • Modelización de los equipos
  • Planificación en función de la disponibilidad y de las habilidades
  • Asistencia y control de planificación: indicando cada una de las intervenciones tanto viables, como no viables (por disponibilidad de piezas o de mano de obra)

¿Quieres más información?


Acepto las condiciones de la Política de Privacidad

Otros Posts...