Automantenimiento: ¿Alternativa o realidad?

Averigua qué es un automantenimiento, y cómo puede ayudarte a reducir costes en los mantenimientos de tu empresa.


Vamos a empezar con la definición del “Auto-mantenimiento”: se define como la actividad de Mantenimiento que consigue que todos los operarios de Fabricación asuman tareas de Mantenimiento basadas en pequeños ajustes, inspecciones visuales, limpieza, pruebas funcionales, propuesta e implantación de mejoras, así como tareas de mantenimiento preventivo, predictivo y correctivo.

El automantenimiento (o por algunos llamado el TPM) es una actividad que proviene de Japón, que se enfoca eliminar pérdidas asociadas con paros, calidad y costes en los procesos de producción industrial.  El objetivo principal del TPM es el de responsabilizar a todo el equipo de trabajo en el mantenimiento de los activos de la empresa.

Si bien veníamos de un enfoque más tradicional a cerca del mantenimiento, en el que unos operarios se encargaban de producir y otros de reparar cuando aparecen las averías, el automantenimiento aboga por la implicación continua de toda la plantilla en el cuidado, limpieza y mantenimiento, consiguiendo que no lleguen a producirse averías, accidentes o defectos.

Con este nuevo enfoque, el mantenimiento de los equipos es una de las grandes funciones de producción, por ello a los operarios de fabricación se les pide una mayor implicación en vigilar y mantener los equipos, inicialmente a un nivel elemental, para ir asumiendo progresivamente más responsabilidades.

En multitud de industrias se ha puesto de manifiesto que numerosos fallos se pueden evitar si los equipos gozan de una atención particular por parte de los operarios de fabricación.

Si bien se necesita evolucionar en la organización y en las estructuras de la empresa, es necesario tomar una serie de medidas como las siguientes:

  1. 1. Medir para reducir o eliminar todo tipo de pérdidas de eficacia del sistema de producción, tales como:
    • Averías
    • Desviaciones de tiempos de ciclo
    • Preparaciones y reglajes
    • Cambios de útiles o herramientas
    • Problemas de calidad (recuperaciones, retoques…)
    • Pequeñas paradas y bajo rendimiento en las puestas en marcha de los equipos
  2. Un Plan de Mantenimiento Preventivo con tareas e inspecciones cotidianas que el operario va a ejecutar para mantener sus equipos en condiciones óptimas de funcionamiento.
  3. Lograr que el operario de Fabricación identifique anomalías, las resuelva, proponga mejoras para eliminarlas, aportando ideas para establecer nuevos estándares.

Nunca se debe caer en la trampa de que el automantenimiento es un simple traspaso de la actividad de mantenimiento a la sección de Fabricación, o que es una oportunidad de atribuir la limpieza de los talleres a los operarios de fabricación, sino que se debe preparar muy cuidadosamente para no fracasar.

El automantenimiento se apoya en la participación de todos los integrantes de la empresa, desde la alta dirección hasta los niveles operativos. La obtención de «cero pérdidas», se debe lograr a través del trabajo de pequeños equipos.

El Auto-mantenimiento permite diferenciar una organización en relación a su competencia, debido al impacto en la reducción de los costes, mejora de los tiempos de respuesta, fiabilidad de suministros, el conocimiento que poseen las personas y la calidad de los productos y servicios finales.

El Auto-mantenimiento busca:

  • Maximizar la eficacia del equipo
  • Desarrollar un sistema de mantenimiento productivo por toda la vida del equipo
  • Involucrar de forma activa a todos los empleados de la empresa
  • Promover el Auto-mantenimiento a través de motivación con actividades autónomas de pequeños grupos
  • Cero accidentes

¿Quieres más información?


Acepto las condiciones de la Política de Privacidad

Otros Posts...